Que son los tipos de interes

Los tipos de interés es el precio que tiene el dinero con el transcurso del tiempo. Es la retribución del dinero para quien lo presta. Así, pues,  tanto para solicitar créditos como para realizar depósitos a cierto plazo el interés lo percibe quien deja el dinero durante un tiempo. El banco que presta dinero cobrará un tipo de interés por la entrega de esos fondos y, en contra, quien deposita fondos en una entidad bancaria percibirá un tipo de interés por ello. El valor del dinero cambia con el tiempo y está muy relacionado con la inflación, ya que, en realidad, el interés que se debe percibir de los depósitos bancarios, por ejemplo, es para no perder poder adquisitivo. La esencia del negocio bancario es remunerar los depósitos o el dinero que recibe a un importe inferior al que lo presta. es decir habrá un diferencial entre los tipos de interés entre uno u otro producto con el fin de conseguir un beneficio con esa gestión de intermediación.

Los tipos de interés de los productos bancarios pueden ser de dos modos: fijos o variables, y dependiendo de que se elija entre uno y otro tanto el riesgo como la rentabilidad varían.

tipo de interesLa característica de solicitar un crédito o depositar cierta cantidad de dinero a un interés bancario con tipo de interés fijo es que en todo momento sabremos lo que tenemos que pagar o la cantidad que vamos a recibir cuando terminemos de tener depositado nuestro dinero en el banco. Esta es una opción asegura que las cantidades se encuentran garantizadas por contrato, tanto para el deudor como para el acreedor o quien pone el dinero.

Por contra, los tipos de interés variables toman una referencia con tasas de interés oficiales que suelen tomar como el interés interbancario o medias de tipos de interés de una serie de productos bancarios de referencia, es decir, que el tipo de interés se irá ajustando según sea el tipo de interés del mercado. En los intereses bancarios, en el caso de que el tipo de interés negociado a tipo variable suba, el importe de los intereses subirá para quien ha prestado el dinero mientras que serán mayores para quien tiene que hacer el pago porque las cantidades que adeuda son más altas al incrementarse el porcentaje que tiene que pagar por el dinero que le han prestado.

Por tanto, en los intereses bancarios, dependiendo tanto del tiempo que durará la devolución de un préstamo, puede ser más recomendable elegir entre uno u otro tipo de interés y, naturalmente, dependerá de las contrapartidas ya que si se mantiene un tipo de interés fijo para una financiación, por ejemplo, pero la inversión da una retribución variable, si esta sube con el tiempo interesará el haber elegido un tipo de interés fijo, pero si el interés de la inversión baja, el haber contratado la financiación a un tipo de interés fijo perjudicaría. En definitiva, el gestionar bien los intereses va a depender de una balanza entre lo que se paga por la financiaciación y lo que se obtiene por su aplicación y, en ello, siempre influye la inflación.

balanzaintereses